Luderna

Entrevista con David, de Refu | Café con LUDERNA

Entrevista con David, de Refu | Café con LUDERNA

Son apenas las diez menos cuarto de la mañana cuando llegamos a Bossòst, en el Bajo Arán. Aquí las montañas son menos angostas que en otros puntos del valle, y la planicie que nos recuerda que estamos a pocos kilómetros de Francia. Hace frío, lo propio para ser mediados de Diciembre por aquí, y los picos de alrededor aún tienen restos de la última gran nevada de este puente de la inmaculada.

La calle, que huele a chimenea y a humedad desde primera hora, cambia de olor cuando subimos la cuesta de la parte izquierda del pueblo para llegar hasta la fábrica de cerveza de REFU, donde se empieza a percibir que están hirviendo la malta triturada (o molturada, como descubriremos más adelante) en sus cubas.

La puerta de la fábrica está abierta de par en par. Se oye jaleo dentro, gente trabajando. Y como apetece siempre hacer con REFU por su familiaridad y simpatía, entramos sin llamar a ver qué nos encontramos. Tras pegar un medio grito intentando hacer que estamos por aquí, David, que está cerca de las cubas revisando algún proceso técnico que no logramos entender desde fuera, sale a nuestro encuentro.

Tras unas breves palabras y un abrazo, nos propone un café, que curiosamente nos sirve en una taza montañesa de LUDERNA. "Son muy útiles", apunta, "aquí que sobretodo tenemos vasos para birra las usamos mucho estos días". Nos sentamos en una pequeña mesa de madera que hace las de barra cuándo toca, y comenzamos con las preguntas.


David de REFU


¿QUIÉN ES DAVID? ENTREVISTA


Entrevistador - "¿Si te digo 'Eth Refugi', qué se te viene a la cabeza?

DAVID: "Pues los inicios -se ríe- 'Eth Refugi' se llamaba el primer local que abrí en 2010 en Baqueira. Nos gastamos todo el dinero que teníamos, que no era mucho, en cerveza, en circuito cervecero, en tiradores... Nos quedamos sin un duro para poder cambiar el cartel. De manera que fui a la copistería, pedí que me hicieran un vinilo que pusiese 'Birrería' (las letras) y ahí lo puse. Pasamos a ser 'Birrería Eth Refugi'. Con el mismo logo que tenía el bar anterior y todo, que igual llevaba ahí 7 u 8 años."


Entrevistador - "¿Y como llegas por primera vez al Valle de Arán? ¿Cómo fue la cosa para que terminases abriendo Eth Refugi?"

DAVID: "Yo vine aquí allá por el 2005 o 2006. Por pasión por el snowboard. Yo soy catalán, de Manresa y llevaba bastantes años haciendo temporadas en el Pirineo de Cerdanya. Vine aquí por casualidad a ver a un amigo, me di cuenta de la pedazo de estación que había, la cantidad y calidad de nieve y dije 'Hasta aquí. Me voy p'al valle al año que viene'. Entonces, cuándo llevaba como dos años aproximadamente tuve un accidente que me dejó casi sin rodilla. Los médicos me aconsejaron que durante dos temporadas no hiciese snowboard. Fue ahí dónde por accidente entré en el mundo de la cerveza artesana. Eran justo-justo los inicios y sólo había 4 o 5 fábricas en el panorama nacional. Centralizadas en Cataluña además, que es dónde estaba en ése momento toda la corriente artesana de España. Un amigo estaba metido en uno de esos proyectos 'Cerveses Guineu' y me fui para allí.

La elaboración era muy precaria porque producíamos muy poco ya que no se vendía. Total, que por resumir, uno de los culpables de que yo me aficionara a la birra artesana fue Guzmán Rivas, el cervecero de esta marca en aquel entonces. Hablamos de 2008 más o menos.

Tras dos años en ese mundillo y ya recuperado de mi lesión, necesitaba un cambio de aires. La ciudad me agobiaba, no me ganaba la vida bien,  y como por arte de magia me encontré con el que en ése momento era el dueño de 'Eth Refugi', en Baqueira, que quería traspasar el negocio. Le dije 'Oye, si te fallan los otros pretendientes que tienes para coger el garito, llámame'. Y así fué. Me llamó a las dos semanas, que era mío si lo quería. Y así hice. Me atreví con los años de experiencia que tenía ya anteriores y me lancé. Abrimos el garito y lo único que no queríamos era vender marcas comerciales."


Entrevistador - "Osea, que fueron años muy complicados."

DAVID: "Y tanto. Llegué a tener 3 trabajos para mantenerme. Tenía claro que no vendería Estrella, Voll Damn, San Miguel, Mahou etc Que antes cerraba la barraca. Seguí con representaciones de cerveza por ahí y tuve la suerte de encontrarme con el dueño de Cervezas Baladin que confió en mi para empezar a realizar cursos durante los 6 meses de verano."


Entrevistador - "Claro, es que antes se cerraban los locales en verano."

DAVID: "Claro, y más allí arriba. Cerrábamos el garito y yo me iba a Italia 6 meses para realizar formaciones y pasar a formar parte de la producción. Ahí si que había un máster universitario en este tema, pero yo lo hice al revés: primero me hice las prácticas (entre comillas) y luego me escuchaba las clases, de oyente. La educación reglada no es lo mío."


David de Refu, entrevista

David de Refu, en una foto de archivo


Entrevistador - "¿Y cómo empieza a tomar forma tu proyecto como para que apostéis por abrir una fábrica en Bossòst? ¿Cuándo te diste cuenta de esa necesidad?"

DAVID: "Cuando fundé este bar que te digo NUNCA -insiste- me imaginé que llegaría a abrir una fábrica. Para nada. En serio. Yo tenía 25 años cuando abrí aquello. No tenía conocimientos de nada, sólo pasión. Realmente fue la gente la que me dio confianza. Mis clientes (por cierto, de todo tipo y clase social) no hacían más que darme halagos: 'Esto que hacéis es muy guapo, no lo ha hecho nadie aún'. Y claro, cuando llegas a ése punto te planteas cosas.

Aquí la cosa, como te digo, era trabajar medio año con, como muchísimo, 3 meses potentes o así. Fue cuando dijimos 'Hay que hacer algo más abajo'. Y ahí fue cuándo desembarcamos en Vielha. La tendencia en ése momento ya empezaba a ser ir a pistas el tiempo que fuera y al terminar bajarse allí. También nos daba oportunidad de explotar la temporada de verano, incluso algo entre temporadas. Aún no eran 12 meses al año, pero sí que nos daba para tener una Birrería en Vielha todo el año cerrando 1 mes de vacaciones."


Entrevistador - "Vamos, que al final era una cosa que te pedía la gente, viste hueco, y aquí estamos."

DAVID: "Sí. Cogí confianza con la gente, iba haciéndome poco a poco con el manejo de las prácticas del mundo cervecero y estaba a gusto. El problema es que realizábamos la producción fuera de España: en Italia. Eso cambió con la oportunidad de abrir en 2018 nuestra fábrica en Bossòst."


Entrevistador - "La cosa fue muy paulatina, entonces."

DAVID: "Sí. Cuando vimos que otros locales del Valle de Arán empezaban a pedirnos cerveza para servir, entendimos que nuestro negocio podría ir mucho más allá. Entró Marc de socio junto con un amigo economista y nos salió la oportunidad de aspirar a unas ayudas Europeas a fondo perdido del programa LEADER de casi 100 mil Euros. La luchamos con uñas y dientes y aquí estamos. Pero vamos, que por mucho que yo luchase, realmente la familia REFU fue la que nos ayudó y nos empujó a ganar aquella subvención."


Entrevistador - "Menos mal que sacas el tema. En algún momento de esta entrevista quería yo hablarte de esto. Y es que cuando llegas nuevo al valle de las primeras cosas que ves es vuestro logo en tablas, cascos, sudaderas, coches... Enfin, en una auténtica multitud de sitios que te dejan pasmado. Nosotros tenemos una comunidad muy pequeñita y tenemos la suerte de que se apropian mucho de nuestro logo y nuestra identidad, pero en vuestro caso es abrumador. ¿Cómo se llega ahí?"

DAVID: "Pues es que nuestra comunidad como dices tiene muchísima importancia. Todo esto viene en el momento en el que cambiamos el logo, que fue algo orgánico y democrático. Acuérdate que te contaba antes que cuando llegué al valle no tenía ni para cambiar el logo del restaurante antiguo. Pues bien, cuando nos dispusimos a asentar la marca cuando abrimos el local de Vielha, y queríamos cambiar la rotulación, nos dimos cuenta de que todo el mundo hablaba de nuestro local como 'El Refu'.  Piensa que en 2011 el local de Baqueira era un sitio escondido, difícil de encontrar, al que había que querer ir y buscarlo para llegar. Y nos creamos esa comunidad un poco 'de la nada', haciendo pedagogía con cada cliente y tratándolo con mucho cariño, pasando hasta 15 minutos con él independientemente de como viniese vestido al entrar. Ahí fue cuándo empezamos a forjar lo que ahora es REFU.

Nosotros trabajamos con un montón de esfuerzo y cariño nuestra estrategia digital, pero vamos, que los cuatro mil y pico seguidores que tenemos en Instagram, por ejemplo, no son buscados por nosotros sino encontrados. Ellos han venido a buscarnos a nosotros. Esa energía se ha ido multiplicando y ha empapado a muchas personas nuevas. Creo que hemos demostrado que siendo gente de fuera del Valle, con los estereotipos muy marcados, éramos capaces de trabajar.  Hoy en día la gente que se pone la pegatina en el casco, en el coche o dónde sea es que nos conoce perfectamente, y nos lleva con orgullo."


Entrevistador - "Porque ya que hablamos de la gente y del valle... ¿Qué piensas del propio valle? ¿Ha habido muchos cambios desde que tú llegaste hasta ahora? ¿Y cómo crees que es el futuro que nos espera en este lugar?"

DAVID: "Creo que esto es algo así como el Farwest. Creo que hay gente de dentro y de fuera que hace las cosas muy bien, y creo también que las nuevas generaciones han entendido que esto tiene que evolucionar hacia algún modelo algo diferente al actual para poder sobrevivir. Cuando llegué aquí la gente vivía exclusivamente del invierno. En este sitio renovarse es sobrevivir, y la desestacionalización de la oferta hacia fechas como verano o primavera ha sido una forma de salir adelante para muchos negocios, además de un punto a favor en general para los que vivimos aquí. Hay grandes proyectos privados que han sabido remar en la buena dirección y eso se notará (y espero que así sea) en los años venideros."


Entrevistador - "Vamos a por las preguntas serias: ¿Cuál es tu birra favorita?"

DAVID: "Depende del momento -se ríe-"


Entrevistador - "Bien salvado... Bien salvado..."

DAVID: "La birra es cómo la buena música, y a mi me gusta la buena música como la buena birra. Elijo una para cada momento."


Entrevistador - "Vale. Te lo pregunto de otra manera: Soy nuevo en el valle, voy paseando por Vielha y veo vuestra birrería. Entro. Me ves la cara y te digo ¿Qué birra me recomiendas?"

DAVID: "Pues ahí te haríamos dos o tres preguntas. Evidentemente según tu respuesta te daríamos dos o tres cervezas de opción de nuestra gama de siete, y ahí ya te dejaríamos que tras beberte la primera decidieses tú mismo. Ahí ya te tengo, ya sé lo que te gusta y ya sé lo que puedo recomendarte."


Entrevistador - "Como me cuesta tirarte de la lengua y que te mojes, te voy a hacer otra pregunta que hacemos siempre. Imagínate. Estás con tu persona favorita, y te pide que ha tenido un mal día, que la lleves a algún lado. Tú tienes unas cervezas en el maletero y te toca decidir. ¿Dónde la llevas?"

DAVID: "Me la llevaría a la Bassa de Arres. Vamos. Sin dudarlo. Es un rinconcito que me encanta. Es un sitio donde puedes contemplar la naturaleza en su plenitud, con vistas al Aneto, rodeado de agua y bosque. Un sitio especial, donde no ves ni un sólo tejado de casa. Y para que veas que te respondo a lo de la cerveza: si fuese a mediodía le invitaría a una 'diez minutos' y si fuese por la tarde/noche lo haría con una 'Huxley' que por cierto, siempre las llevo en el coche."


-- 

La birrería REFU y su fábrica forman parte de los establecimientos recomendados de LUDERNA. Encontrarás la pegatina en la puerta de sus locales. Recuerda que también puedes reservar un tour por su fábrica con cata llamando al (+34) 973 64 81 45, o disfrutar de sus siete especialidades de cerveza en su local de Vielha en el carrèr Major, 18A .

Publicado el

No se pierda noticias sobre nuestras ofertas y lo que sucede en el Valle de Arán

¡Gracias! Le mantendremos al tanto de novedades, ofertas y descuentos que seguro que le interesarán.

Síganos en nuestras Redes Sociales